Queratocono

 

El Queratocono es una deformación irregular de la cornea que se manifiesta en la mayoría de los casos entre los 15 y los 25 años.

Al día de hoy existen muchas teorías sobre las causas que van desde déficit de ciertas vitaminas, frotamiento excesivo de ojos, alergias, etc , pero no se sabe con total precisión su origen. Lo que se sabe es que comienza con una protusión de la cara interna de la cornea que genera un adelgazamiento del espesor central y posteriormente una deformación del resto del tejido manifestándose también en la cara externa.



Inicialmente se percibe la aparición de un pequeño astigmatismo que puede estar combinado con miopía y posteriormente, a medida que la patología va evolucionando se incrementa el astigmatismo de manera importante variando el eje en el cual se manifiesta.



En la etapa inicial las irregularidades generadas en la cornea son relativamente bajas, lo cual posibilita su neutralización mediante anteojos, mientras que a medida que aumentan las distorsiones corneales se producen aberraciones ópticas de "alto grado" las cuales no pueden ser corregidas mediante anteojos y se hace imprescindible el uso de lentes de contacto o cirugía para neutralizarlas.



Al tratarse de una patología que afecta la geometría de la cornea, según el grado de avance de la misma se producirá visión borrosa, doble o con destellos y halos por la noche impidiendo ver con precisión pero siempre se podrá ver, una vez que se corrigen las distorsiones corneales la visión se reestablece. 

 

No todos los queratoconos son iguales

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Según la zona en la cual se manifieste la deformación se clasificará en queratocono central, periférico asimétrico o periférico y dependiendo del diámetro protusión se tratará de un queratocono clásico o un queratoglobo.

A su vez, existen otras ectasias que pueden confundirse con el queratocono ya que los síntomas visuales son equivalentes y muchas veces se los denomina como queratocono para generalizar la explicación ante el paciente. En este grupo están la Degeneración Marginal Pelúcida y las ectasias post quirúrgicas.



Estas diferencias importan para determinar el tipo de lente de contacto más adecuado ya que se trata de deformaciones corneales diferentes y requieren geometrías de lentes diferentes.



Queratocono central

La protusión se encuentra centrada y casi coincidente con la pupila. Usualmente se produce un encurvamiento muy pronunciado de la cornea. 

Se genera también un incremento de la miopía por el aumento de la potencia refractiva corneal.

Por lo general se utilizan lentes multicurva o asféricas de diámetros pequeños para acompañar el aplanamiento hacia los bordes.

Si existiera una zona de rozamiento excesivo en el centro se suele recurrir a la técnica de Piggy Back combinada con lentes de silicona para proteger la cornea y evitar queratitis y úlceras.

Queratocono periférico asimétrico

Se puede ver en las topografías con el moño colorado del astigmatísmo tironeado generalmente hacia el extremo inferior.

Este es uno de los más usuales y la orientación vertical inclinada del moño astigmático induce astigmatísmos en ejes oblícuos (40°, 50°, 60°, 130°, 150°, etc).



Dependiendo del grado de distorsiones existentes, pueden utilizarse lentes blandas tóricas o rígidas.

Queratocono oval periférico

El otro tipo de queratocono más usual es el oval que induce aberración de coma no corregible por medio de anteojos debido al descentrado inferior de la zona de mayor curvatura.

En algunos casos pueden dar buen resultado las lentes blandas especiales para queratocono ya que su elevado espesor central genera una menor torsión y una cámara lagrimal entre la cornea y la lente que neutraliza parte de las aberraciones. 

 

De no ser posible el uso de lentes blandas se recurre a lentes rígidas de diámetro grande ya que permiten una mejor estabilidad y centrado.

Queratoglobo

El menos usual, presenta un encurvamiento desde prácticamente el limbo esclerocorneal y ello dificulta mucho la adaptación de lentes de contacto.

Hace unos pocos años no existían demasiadas opciones en lentes de contacto y la mayoría de las veces se fracasaba en la adaptación debido a que todas las lentes eran expulsadas del ojo.



Actualmente utilizamos lentes rígidas esclerales y suelen ser la primer opción en queratoconos de estas características.

Estas lentes se adaptan de forma completamente diferente a las lentes convencionales, requieren un mayor seguimiento del caso y mas tiempo de consultorio para determinar los parámetros adecuados pero permiten restablecer la visión en casos que parecían sin solución. 

Degeneración Marginal Pelúcida

Se diferencia de un queratocono clásico en que no existe una punta en forma de cono, sino que la deformación se encuentra en la región inferior de la cornea y el patrón topográfico muestra una especie de U o sonrisa, generando un elevado astigmatismo en la zona pupilar y un aplanamiento pronunciado de la curvatura corneal en la región superior.



Estas características en la geometría corneal provocan dificultades importantes en la adaptación de lentes de contacto y obligan muchas veces a utilizar la técnica de Piggy Back con rediseño corneal controlado o la utilización de lentes esclerales cuando resulta imposible lograr un centrado de lentes adecuado.

DIRECCIÓN

Parera 15 Piso 9

Buenos Aires, Argentina

Solicite su turno por Whastapp

011-7008-4303

TELEFONO

011-7008-4303

  • Wix Facebook page
  • Wix Facebook page

BAJA VISION

QUERATOCONO

@2018 Todos los derechos reservados